Back to Curso

Introducción a las inyecciones contra C0V¡D

0% Complete
0/0 Steps
  1. Introducción
    Etapas para ser considerado Vacuna Normativa de ANMAT
    1Tema
  2. Significado de Vacuna Segura y Ética
    4Temas
  3. Posible Daño a la Fertilidad Humana
  4. Historia de Vacunas y Epidemias
    Tipos de Vacunas
  5. Pandemia la Historia se repite
  6. Vacunas La Historia Real
  7. La Verdad sobre la Vacuna del la Polio
    2Temas
  8. Síntesis del Fraude con las vacunas
  9. Las vacunas ya han sido usadas para esterilizar y controlar la población
  10. Inseguridad de las Vacunas
  11. Coronavirus
    Inmunidad de Grupo o Rebaño y el Mito de los Laboratorios
  12. Las inyecciones contra C0V¡D no previenen la transmisión viral y pueden acelerar la evolución de cepas más virulentas
  13. Coronavirus y vacunas para financiar la carrera de armas biológicas
  14. Coronavirus potenciado en laboratorio
    1Tema
  15. Las Vacunas contra el coronavirus han fallado durante décadas
  16. Premio Nobel en Medicina confirma Coronavirus fabricado en Laboratorio
  17. Coronavirus, Ley de Prep, plan para vacunación masiva
  18. Cuarentenas, Máscaras y Test PCR
    30 estudios demostrando que las cuarentenas no dan los resultados esperados
  19. Estudios demuestran porque fallan los test PCR causando tantos falsos positivos
    1Tema
  20. Máscaras crean serios riesgos y no protegen
    2Temas
  21. No son Vacunas, son Inyecciones de Terapias Génicas
    El ARNm de las inyecciones pueden ingresar al núcleo y modificarnos geneticamente
  22. Peligros de nanoparticulas en vacunas contra coronavirus de Pfizer y Moderna (PEG)
  23. Peligros de la Mejora Dependiente de Anticuerpos, ADE, de estas inyecciones
  24. El Foro Económico Mundial (WEF) El Gran Reseteo
    Los Creadores de esta falsa Pandemia proponen el "Gran Reinicio" una 4ta. Revolución Industrial
Leccion Progress
0% Complete

Las vacunas vectorizadas no son vacunas: son transfecciones con material genético viral sintético

Las vacunas vectorizadas no son vacunas: son transfecciones con material genético viral sintético, que usan vectores de adenovirus para introducir genes extraños en el cuerpo humano. Las consecuencias negativas ya han sido demostradas, debido a estas inyecciones pueden resultar en la aparición de virus con tropismo alterado o expandido. El problema principal que presentan está en los vectores. La inmunogenicidad de los vectores es muy elevada (desencadenan una potente respuesta inmunitaria en contra del vector). Estos vectores no se integran en el genoma del huésped sino que se mantienen en varias copias en forma de plásmido, por lo que la expresión es temporal, y acarrea otro problema: obliga a tener que repetir las inyecciones y con esto se acaba activando y desestabilizando el sistema inmune de la persona inoculada. Los adenovirus han sido modificados para que puedan ser utilizados en terapia génica y no están exentos de efectos epigenéticos 8 (de afectar directamente la expresión de otros genes humanos). En cuanto a la capacidad del virus vector de modificar el ADN, los adenovirus modificados se usan experimentalmente para la terapia génica justamente con esa idea de modificar el ADN de la persona introduciendo genes foráneos 9.

Universidad de Oxford (Reino Unido) y AstraZeneca

La Universidad de Oxford (Reino Unido) y AstraZeneca han desarrollado una vacuna experimental basada en adenovirus de chimpancé (ChAdOx1 / AZD1222) que codifica la glicoproteína spike (S) del SARS-CoV-2. El protocolo del ensayo clínico de fase 1/2 se tuvo que modificar para incluir el uso profiláctico de paracetamol, para reducir las reacciones locales y sistémicas a la vacuna (dolor e hipersensibilidad en el lugar de la inyección, escalofríos, fatiga, fiebre, dolor de cabeza, malestar, dolores musculares y náuseas) 10. El ensayo de fase 1/2 se pausó después de que un participante desarrolló síntomas neurológicos, que luego se relacionaron con la Esclerosis Múltiple. El ensayo de fase 3 de la vacuna AZD1222 en adultos comenzó en agosto de 2020 en varios lugares del mundo (también en la Argentina y el Perú) pero apenas se pausó después de que dos voluntarios receptores de la vacuna desarrollaron síntomas compatibles con Mielitis Transversa 11, 12. Recientemente, las autoridades sanitarias reportaron el lamentable fallecimiento de un médico de 28 años, voluntario de la vacuna de AstraZéneca en Brasil 13.

Janssen, de Johnson & Johnson

Las compañías farmacéuticas Janssen, de Johnson & Johnson han iniciado un ensayo de fase 3 aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo de su vacuna vectorizada con adenovirus humano Ad26.COV2.S con replicación defectuosa, que expresa la glicoproteína spike (S). Los resultados pre-clínicos indican que una sola inmunización por vía intramuscular con esta vacuna de 5 of 14 adenovirus serotipo 26 sin adyuvante, induciría respuestas de anticuerpos neutralizantes y proporcionaría protección contra el SARS-CoV-2 en macacos rhesus 14. La compañía no ha publicado detalles sobre el perfil de seguridad y la eficacia de la vacuna, sin embargo el pasado 23 de septiembre de 2020 comenzó un ensayo de fase 3 en Perú; Argentina; Brasil; Chile; Colombia; México; Filipinas; Sudáfrica; Ucrania y Estados Unidos (Ensayo clínico registrado NCT04505722) 15.

Sputnik V (Rusia)

La vacuna Sputnik V (Rusia), es una vacuna de vector combinado para el tratamiento profiláctico de la infección por SARS-СoV-2 desarrollada en el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya (Federación de Rusia) y lleva adelante un ensayo clínico de fase 3 (NCT04530396 https://www.clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04530396)

La vacuna consta de dos dosis diferentes: una dosis con un vector de adenovirus recombinante de serotipo 26 (rAd26) y la otra dosis con un vector de adenovirus recombinante de serotipo 5 (rAd5), ambas portan el gen de la glicoproteína de la espiga (S) del SARS-CoV-2 (rAd26-S y rAd5-S).

Surge una gran preocupación por el uso de los vectores de adenovirus recombinantes para las vacunas COVID-19. Hace más de una década, estudios internacionales demostraron que las vacunas con vector de adenovirus serotipo Ad5 predisponen a un mayor riesgo de adquisición del virus del HIV-1 entre los hombres vacunados 17, 18.

Sobre la base de estos hallazgos, el uso de un vector de adenovirus no replicante Ad5 para la inmunización contra el SARS-CoV-2 podría aumentar de manera similar el riesgo de adquirir el SIDA entre los hombres que reciben la vacuna para COVID-19.

Los ensayos de otras vacunas (no relacionadas con el VIH) que utilizaron vectores similares en áreas de alta prevalencia del VIH también conducen a un mayor riesgo de contraer el VIH-1 en la población vacunada. La explicación parece estar en la inmunidad que se genera contra el vector: las células T CD4 específicas contra el adenovirus Ad5 podrían tener una mayor susceptibilidad a la infección por virus del SIDA.

Por estas razones son inaceptables las cláusulas de confidencialidad, es de extrema importancia disponer de los documentos de composición, los datos reales de los ensayos clínicos y los

documentos de consentimiento informado de estos riesgos potenciales. El riesgo de la adquisición del VIH-1 con los vectores Ad5 está suficientemente documentado en la literatura. ¿Porqué siguen usando estos vectores en el desarrollo de las vacunas?

Por otra parte los ensayos clínicos de fase 1 y 2 de esta vacuna son insuficientes. Publicaron los resultados de dos ensayos clínicos de fase 1/2 en 76 personas sanas de 18 a 60 años (38 participantes en cada estudio). El primer estudio examinó las formulaciones de vacunas congeladas (0,5 ml por dosis; almacenadas a –18ºC), y el segundo estudio examinó las formulaciones de vacunas liofilizadas (1 ml por dosis; almacenadas a 2-8 ºC)

En la fase 1, los pacientes recibieron: una dosis única de la vacuna rAd5-S o una dosis única de la vacuna rAd26-S. En la fase 2, los pacientes recibieron ambas: una dosis única de rAD5-S y una dosis única de rAd26-S. Publicaron que los voluntarios que recibieron la vacuna desarrollaron títulos de anticuerpos neutralizantes iguales o superiores a los títulos observados en el plasma convaleciente de pacientes que se habían recuperado de COVID-19 (controles). Se detectaron respuestas inmunitarias en todos los voluntarios y alcanzaron su punto máximo el día 28 después de la vacunación 16.

La India rechazó los resultados de fase 2 por insuficientes, y negó el permiso para continuar con los ensayos de fase 3.

El ensayo de fase 3 se empezó en Venezuela, se hace contra placebo en un total de 40.000 participantes de mayores de 18 años. Cada sujeto participará en el ensayo durante 180 días después de la primera dosis y tendrá una visita de selección para entrar en el estudio y cinco visitas al médico del estudio durante dicho período. Las visitas de observación pueden ser remotas, a través de la consulta de telemedicina (TMC).

Tiempo del estudio de fase 3: seis meses. Período de tiempo insuficiente para ver si la vacuna induce una respuesta inmune paradójica ( es decir, si los anticuerpos protegen o si facilitan a sufrir una enfermedad peor). El periodo es insuficiente para evaluar predisposición a infección por HIV-1 que pueda provocar el vector. No están contemplados en el estudio, el seguimiento de seguridad y eficacia a mediano y largo plazo.

Sobre la base de estos hallazgos, el uso de un vector de adenovirus no replicante para la inmunización contra el SARS-CoV-2 podría aumentar de manera similar el riesgo de adquirir el SIDA entre los hombres que reciben la vacuna 19.

Los ensayos de otras vacunas (no relacionadas con el VIH) que utilizaron vectores similares en áreas de alta prevalencia del VIH-1 también demostraron un mayor riesgo de contraer el VIH-1 en la población vacunada. La explicación parece estar en la inmunidad que se genera contra el vector: las células T CD4 específicas contra el adenovirus podrían tener una mayor susceptibilidad a la infección por virus del SIDA 20. Preocupa entonces, y exige máxima cautela, el hecho de que sea peor el remedio que la enfermedad: hay que considerar que, por evitar una infección respiratoria que tiene una sobrevida del 99% con los tratamientos actuales, la utilización de vacunas preparadas con vectores de adenovirus pueda inducir una predisposición a infección por el VIH-1 u otros virus.

Un efecto indeseado adicional es la inyección repetida de material genético humano canceroso derivado del tipo celular HELA en la que se cultivan los vectores, en biorreactores a gran escala en los que se produce la vacuna. El linaje celular al cual pertenecen estas células deriva de una muestra de cáncer cérvico-uterino obtenida el 8 de febrero de 1951; son células cancerosas inmortales, que pueden cultivarse en el laboratorio constantemente. El material genético canceroso se arrastra en la vacuna y se inyecta en las personas, con consecuencias impredecibles para la salud.

Las inyecciones de ARN

Las inyecciones de ARN (de las empresas Moderna, Pfizer/BioNtech, CureVac) son inyecciones de ácidos ribonucleicos (ARNs) mensajeros foráneos recubiertos con nanopartículas lipídicas con polietilenglicol, con el fin de evadir los mecanismos del cuerpo y permitirle ingresar en las células sin ser degradado por las barreras naturales del organismo. Las empresas de biotecnología se esfuerzan en repetir el hecho de que las vacunas ARNm no tienen la capacidad de ingresar al núcleo para modificar el ADN. Explican que el ARNm de la vacuna sólo va a codificar la glicoproteína spike (S) y se va limitar a transcribirla en el citoplasma celular.

Llama la atención que asesores y expertos nacionales e internacionales de las organizaciones para la salud se abstengan de mencionar el mecanismo de regulación epigenética que tiene el ARNm. La capacidad de regular directamente la expresión de los genes es un mecanismo ampliamente reconocido por la biología molecular: el silenciamiento génico mediado por ácidos ribonucleicos, los llamados de interferencia o RNAi 21.

La Asamblea Nobel del Karolinska Institutet de Estocolmo, Suecia, otorgó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 2006 conjuntamente a los investigadores Andrew Fire (Stanford University School of Medicine, Stanford, California, USA) y Craig Mello (University of Massachusetts Medical School, Worchester, Massachusetts, USA) por su descubrimiento de la interferencia de ARN. Estos científicos demostraron el silenciamiento de genes por medio del uso de ARNi de doble cadena 22.

Mediante el mecanismo de silenciamiento génico mediado por los ARNi, las vacunas de ARNm tienen la capacidad potencial de modificar el ADN humano, induciendo o silenciando distintos genes de nuestro genoma. La interferencia de ARN es un mecanismo fundamental para controlar el flujo de información genética en las células.

Referencias:

  • 9 Adenovirus vectors for gene therapy, vaccination and cancer gene therapy. Wold, William S M, and Karoly Toth. Current gene therapy Vol. 13,6 (2013): 421-33. doi:10.2174/1566523213666131125095046 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4507798/
  • 10 Safety and immunogenicity of the ChAdOx1 nCoV-19 vaccine against SARS-CoV-2: a preliminary report of a phase 1/2, single-blind, randomised controlled trial. Folegatti PM, Ewer KJ, Aley PK,et al. Oxford COVID Vaccine Trial Group. Lancet. 2020 Aug 15;396(10249):467-478. doi: 10.1016/S0140-6736(20)31604-4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32702298/
  • 11 https://www.clinicaalemana.cl/articulos/detalle/2020/mielitis-transversa-como-efecto-de-la-vacuna-para-el-covid-19
  • 12 https://www.rfi.fr/es/salud/20200924-mielitis-transversa-porqu%C3%A9-astrazeneca-suspendi%C3%B3-un-tiempo-sus-ensayos-de-la-vacuna-de-la-covid-19
  • 13 https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/coronavirus-muere-voluntario-prueba-vacuna-astrazeneca-nid2485571
  • 14 Prime-boost vaccination of mice and Rhesus macaques with two novel adenovirus vectored COVID-19 vaccine candidates. Shengxue Luo, Panli Zhang, Bochao Liu, Chan Yang, Chaolan Liang, Qi Wang, Ling Zhang, Xi Tang, Jinfeng Li, Shuiping Hou, Jinfeng Zeng, Yongshui Fu, Jean-Pierre Allain, Tingting Li, Yuming Zhang, Chengyao Li bioRxiv 2020.09.28.311480; doi: https://doi.org/10.1101/2020.09.28.311480
  • 15 Ad26-vector based COVID-19 vaccine encoding a prefusion stabilized SARS-CoV-2 Spike immunogen induces potent humoral and cellular immune responses. R. Bos, L. Rutten, J. van der Lubbe, et al. bioRxiv 2020.07.30.227470; doi: https://doi.org/10.1101/2020.07.30.227470 https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.07.30.227470v1.full.pdf
  • 16 Safety and immunogenicity of an rAd26 and rAd5 vector-based heterologous prime-boost COVID-19 vaccine in two formulations: two open, non-randomised phase 1/2 studies from Russia.” Lancet. 2020;0(0). doi:10.1016/S0140-6736(20)31866-3 https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)31866-3/fulltext
  • 17 Continued follow-up of Phambili phase 2b randomized HIV-1 vaccine trial participants supports increased HIV-1 acquisition among vaccinated men. Moodie Z, Metch B, Bekker LG et al. PLoS One. 2015; 10e0137666. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26368824/
  • 18 Efficacy assessment of a cell-mediated immunity HIV-1 vaccine (the Step Study): a double-blind, randomised, placebo-controlled, test-of-concept trial. Buchbinder SP, Mehrotra DV, Duerr A et al. Lancet. 2008; 372: 1881-1893. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19012954/
  • 19 Use of adenovirus type-5 vectored vaccines: a cautionary tale. S.P. Buchbinder, M. J.McElrath, C.Dieffenbach and L. Corey. The Lancet. Volume 396, ISSUE 10260, October 31, 2020 DOI:https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)32156-5. https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)32156-5/fulltext
  • 20 Human adenovirus-specific T cells modulate HIV-specific T cell responses to an Ad5-vectored HIV-1 vaccine. Frahm N, DeCamp AC, Friedrich DP et al. J Clin Invest. 2012; 122: 359-367 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22201684/
  • 21-Regulación de la expresión génica: cómo operan los mecanismos epigenéticos. Regulation of gene expression: how do epigenetic mechanisms work. Cavagnari BM. Arch Argent Pediatr 2012;110(2):132-136. Departamento de Pediatría. Hospital Alemán.Ciudad Autónoma de Buenos Aires: https://www.sap.org.ar/docs/publicaciones/archivosarg/2012/v110n2a08.pdf
  • 22- The Nobel Prize in Physiology or Medicine 2006. NobelPrize.org. https://www.nobelprize.org/prizes/medicine/2006/7474-the-nobel-prize-in-physiology-or-medicine-2006-2006-4/