Back to Curso

Introducción a las inyecciones contra C0V¡D

0% Complete
0/0 Steps
  1. Introducción
    Etapas para ser considerado Vacuna Normativa de ANMAT
    1Tema
  2. Significado de Vacuna Segura y Ética
    4Temas
  3. Posible Daño a la Fertilidad Humana
  4. Historia de Vacunas y Epidemias
    Tipos de Vacunas
  5. Pandemia la Historia se repite
  6. Vacunas La Historia Real
  7. La Verdad sobre la Vacuna del la Polio
    2Temas
  8. Síntesis del Fraude con las vacunas
  9. Las vacunas ya han sido usadas para esterilizar y controlar la población
  10. Inseguridad de las Vacunas
  11. Coronavirus
    Inmunidad de Grupo o Rebaño y el Mito de los Laboratorios
  12. Las inyecciones contra C0V¡D no previenen la transmisión viral y pueden acelerar la evolución de cepas más virulentas
  13. Coronavirus y vacunas para financiar la carrera de armas biológicas
  14. Coronavirus potenciado en laboratorio
    1Tema
  15. Las Vacunas contra el coronavirus han fallado durante décadas
  16. Premio Nobel en Medicina confirma Coronavirus fabricado en Laboratorio
  17. Coronavirus, Ley de Prep, plan para vacunación masiva
  18. Cuarentenas, Máscaras y Test PCR
    30 estudios demostrando que las cuarentenas no dan los resultados esperados
  19. Estudios demuestran porque fallan los test PCR causando tantos falsos positivos
    1Tema
  20. Máscaras crean serios riesgos y no protegen
    2Temas
  21. No son Vacunas, son Inyecciones de Terapias Génicas
    El ARNm de las inyecciones pueden ingresar al núcleo y modificarnos geneticamente
  22. Peligros de nanoparticulas en vacunas contra coronavirus de Pfizer y Moderna (PEG)
  23. Peligros de la Mejora Dependiente de Anticuerpos, ADE, de estas inyecciones
  24. El Foro Económico Mundial (WEF) El Gran Reseteo
    Los Creadores de esta falsa Pandemia proponen el "Gran Reinicio" una 4ta. Revolución Industrial

Dra. Karina Acevedo Whitehouse con Roxana Bruno, Lic. en Bioquimica, Ph.D en Inmunología.
Falta de Seguridad de las inyecciones contra C0 V ¡D https://www.bitchute.com/video/bhvOsDtUfYbo/

Control internacional de la OMS en la seguridad de las vacunas


Existe un Comité Asesor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS). Es un grupo de expertos que proporciona “orientación independiente y autorizada” a la OMS sobre el uso seguro de vacunas.
La OMS por su parte ya cuenta con un sistema para la evaluación de las autoridades reguladoras nacionales, que son los organismos responsables de autorizar y de garantizar que las vacunas cumplan con las normas internacionales de calidad y seguridad. La evaluación “ayuda a las autoridades reguladoras nacionales” a reconocer las lagunas en sus funciones críticas y a identificar soluciones.
La Iniciativa Global de Seguridad de las Vacunas (GVSI) promueve un sistema de rutina para la revisión regular de la seguridad y eficacia de vacunas específicas y desarrolla un mecanismo internacional para el intercambio de información y seguridad de las vacunas. https://www.who.int/vaccine_safety/en/

Ninguna de las vacunas para COVID-19 ha cumplido con la fase preclínica en un modelo animal válido, antes de dar inicio a las fases de experimentación en humanos. Algunos ensayos en animales se publicaron después de haber comenzado las fases 1,2 y 3. En general, ofrecen poco datos en animales y durante un tiempo muy breve.

3. Consideraciones éticas de las vacunas covid-19

El desarrollo de una vacuna segura y eficaz exige que todas las fases experimentales cumplan con los requisitos de rigor en la metodología científica, ética y autenticidad. En otras palabras, el desarrollo de cada fase debe ser científicamente correcto, éticamente aceptable y sus datos y procedimientos deben ser verificables. Ninguno de los tres requisitos se ha cumplido en las etapas del desarrollo de las vacunas COVID-19.

Metodología científica y datos de dudosa validación

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aproximadamente el 10% de la población mundial ya puede haber sido infectada por el SARS-CoV-2, lo cual supondría que al menos 780 millones de personas ya han sido infectadas. Por lo tanto, la letalidad real del COVID-19 (Fallecidos/Contagiados x 100) sería del 0.14% -mucho menor de lo originalmente previsto- llegando a valores similares a la gripe estacional 1.

Numerosos estudios científicos sugieren que la inmunidad colectiva contra la infección por SARS-CoV-2 está mucho más extendida de lo que se esperaba. Más del 80% de las personas que no estuvieron expuestas al virus son resistentes a una infección con SARS-CoV-2 debido a que los resfriados comunes causados por los betacoronavirus podrían hacer inmunes a las personas a la infección por SARS-CoV-2 2. En términos sencillos esto significa que debido a la circulación global del SARS-Cov-2  y debido a una exposición previa a otros coronavirus 3, es probable que se haya alcanzado el umbral de inmunidad colectiva y que la idea de vacunar a toda la población sea innecesaria y de alto riesgo.

La epidemiología de COVID-19 muestra que la incidencia de enfermedad leve supera con creces la enfermedad grave. Esto hace evidente que la propuesta de una vacunación masiva, con una vacuna nueva y experimental, no está justificada. Por parte de las autoridades sanitarias implica la negación de la evidencia científica de la existencia de inmunidad natural del cuerpo humano frente al SARS-Cov-2 y el claro intento de suprimir la biología natural evolutiva a través de un nuevo tipo de vacunas, científicamente cuestionables.

Las plataformas de desarrollo de las vacunas COVID-19 utilizan una metodología totalmente nueva, que no ha sido probada nunca antes en la historia de la vacunación contra enfermedades infecto contagiosas de transmisión humana, en contra un virus de reciente emergencia y del cual se sabe muy poco. En este contexto de estar frente a un “patógeno nuevo y plataforma terapéutica nueva”, algunos desarrolladores de vacunas tienen poca o ninguna experiencia previa en el diseño, los ensayos clínicos, la producción, y la obtención de licencias para producir vacunas.

La inoculación de genes nuevos y extraños en el cuerpo humano no es vacunación: no se trata de administrar patógenos atenuados o inactivados como antígenos que estimulen la inmunidad. Las vacunas vectorizadas y de mRNA inoculan variantes de genes sintéticos inyectables en el cuerpo humano. La lógica que esgrimen las empresas de biotecnología es que estos genes, o intermediarios de genes virales, se inyectan de manera que penetren en las células humanas y las haga producir la proteína Spike (S o espiga) del virus, lo cual representa un experimento de transgénesis: introduce en el cuerpo humano un gen foráneo y a esto se le llama terapia génica. La inyección de genes sintéticos nunca antes se ha utilizado en seres humanos para conferir inmunidad contra enfermedades infecto-contagiosas de transmisión entre personas.

Las autoridades están cerrando contratos de riesgo con las empresas de biotecnología, a través del compromiso de adquisición prematura de dosis y están implementando medidas para la autorización de inoculaciones masivas en la población, sin que se hayan completado los tiempos mínimos de experimentación requeridos internacionalmente. Esto significa que están habilitando una terapia que se encuentra en la etapa experimental, antes de haber completado las fases pre-clínicas y clínicas mínimas requeridas para garantizar la seguridad y la eficacia de las mismas.

El desarrollo de vacunas tiene un camino científico largo. La vacuna más rápida que se ha autorizado en respuesta a un nuevo patógeno humano de preocupación sanitaria, es la vacuna contra el virus del Ébola, cuya investigación llevó casi 6 años. Por este motivo, sería ingenuo pensar que en tiempo récord alguna de las empresas podría ofrecer una vacuna contra COVID-19 que sea científicamente comprobada segura y eficaz 4.

Hay vacunas cuya reacción inmunitaria puede dañar, e incluso matar, si se ponen en personas con inmunidad previa. Este es el caso de las vacunas contra la fiebre Q 5, el virus sincitial respiratorio 6 y el dengue 7. Antes de vacunar, es importante determinar quién ha tenido contacto natural con el virus, para evitar las graves complicaciones que puede provocar una vacuna cuando ya hay inmunidad natural previa.

Antes de realizar la inoculación masiva experimental de la población con cualquiera de las diversas variantes de vacunas contra el SARS-CoV-2, es condición necesaria haber descartado la ocurrencia de una reacción inmunitaria paradójica, tal como la observada en los modelos animales en hurones, felinos, ratones y conejos en experimentos pre-clínicos, en los cuales la inmunización previa con coronavirus no los protegieron de la infección, sino que, de manera paradójica, quedaron expuestos a padecer una enfermedad peor. Este efecto no debería ser minimizado por las autoridades debido a que dicho fenómeno ya se observó en otros virus de RNA -además de los coronavirus- como se mencionó, también se observó en virus sincitial respiratorio y virus del Dengue.

Referencias:

  • 1 https://elpais.com/sociedad/2020-10-05/la-oms-estima-que-el-10-de-la-poblacion-mundial-se-ha-contagiado-de-covid-22-veces-mas-que-los-casos-diagnosticados.html
  • 2 SARS-CoV-2-derived peptides define heterologous and COVID-19-induced T cell recognition. Nelde, A., Bilich, T., Heitmann, J.S. et al. Nat Immunol (2020). https://doi.org/10.1038/s41590-020-00808-x https://www.nature.com/articles/s41590-020-00808-x
  • 3 Targets of T Cell Responses to SARS-CoV-2 Coronavirus in Humans with COVID-19 Disease and Unexposed Individuals. A Grifoni, D Weiskopf, S Ramirez et al. Cell 2020 Jun 5;181(7):1489-1501.e15. doi: 10.1016/j.cell.2020.05.015. Epub 2020 May 20. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32473127/
  • 4 Tortoises, hares, and vaccines: A cautionary note for SARS-CoV-2 vaccine development. Gregory A.Poland. Vaccine. 2020 Jun 2;38(27):4219-4220. doi: 10.1016/j.vaccine.2020.04.073. PMID: 32387011; PMCID: PMC7252125. https://doi.org/10.1016/j.vaccine.2020.04.073
  • 5 https://www.health.nsw.gov.au/Infectious/factsheets/Pages/q-fever-vaccine.aspx
  • 6 Brief History and Characterization of Enhanced Respiratory Syncytial Virus Disease. Acosta PL, Caballero MT, Polack FP. Clin Vaccine Immunol. 2015 Dec 16;23(3):189-95. doi: 10.1128/CVI.00609-15. PMID: 26677198; PMCID: PMC4783420. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26677198/
  • 7 https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0895435617309721

Colabore con nosotros para que podamos seguir este proyecto de concientización , gracias